Sábado 15 de mayo

Los cronopios, en cambio, son seres desordenados y tibios,

dejan recuerdos sueltos por la casa, entre alegres gritos,

y ellos andan por medio y cuando pasa corriendo uno,

lo acarician con suavidad.

Historia de Cronopios y famas. Julio Cortázar


Apenas pisamos la casita, la siesta se alejaba del barrio pero dejándonos un hermoso sol. Como de costumbre nuestros amiguitos, que nos esperan casi puntualmente, salen corriendo a recibirnos haciéndonos interminables preguntas que nos muestran las incontenibles ganas de trabajar.

Así es que inmediatamente ponemos manos a la obra. Esta tarde, contamos con la participación de algunas mamas que se acercaron junto con sus niños y que con total disposición nos ayudan a manejar los grupos de chicos pero también a trabajar conjuntamente en las actividades preparadas para el día.

- seño ¿para qué es eso, seño?

- Para ver un video

- ¿un video seño? ¡Una peli mejor, seño!- comentaba curioso Emanuel.

Tal como lo advirtió Ema, el plan de la tarde comenzó con la reproducción de un video, en donde todos podían observar con mayor precisión contenidos que venían trabajando en sábados anteriores. En este pudieron ver: la formación constelaciones (sus nombres e historias); como funciona interiormente el sol, su sistema interno de calor y expansión hacia la tierra; como se llega a conformar un planeta y también las erupciones permanentes en Venus.

El tema que se desarrolló en esta jornada fue: EL UNIVERSO: Familias Planetarias. Nuestro Sistema Planetario Solar. Así luego de ver en el video imágenes de la formación de constelaciones o planetas desde muy cerca, siguieron trabajando con las profes de astronomía y plástica.

Este primer momento, se realizó conformando un solo grupo de alrededor de treinta niños, junto a seis madres.


Para el segundo y tercer momento de la tarde, se conformaron dos grupos de trabajo. Por un lado los niños más pequeños de cinco a ocho años de edad. Y por otro lado se encontraba los niños de mayor edad que iban de nueve a trece años.

Los pequeños trabajaron, pintando planetas y ubicando los correspondientes nombres de los mismos que acababan de observar en el video. La actividad siempre estuvo acompañada de alguna de las madres.

En cambio los niños más grandes participaron de un momento de experimento: burbujas de líquido: ¿Por qué los planetas son redondos y no cuadrados? En diferentes recipientes transparentes mesclaron, agua, aceite y sal.

Por último, cada cual en sus grupos, trabajaron con plastilinas en la realización de maquetas. Donde cada uno construyó un planeta o meteorito.

Una de las alegrías que nos dejo la tarde, fue ver las ganas con que los chicos trabajan modelando con plastilinas, cuestión que nos llevo a replantear la idea de seguir trabajando con ello. Y otra, es la participación de las madres, que se entusiasmaron y participaron en cada una de las actividades, acompañando a los niños y a los coordinadores.

¡¡¡Planetas arriba!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario