Sabado 12 de junio


¡Yo quiero ser “Marte” profe, yo, yo!- diferentes coros rodearon al profe que trataba de repartir ordenadamente los planetas.

Un día de sol, con un poco de calorcito, aprovechamos el verde del patio para realizar las actividades del sábado al aire libre.

Todos sentados en ronda, al principio un poco disperso, como suelen ser nuestros pequeños cronopios, nos predispusimos a trabajar con las imágenes que el profesor nos comenzó a mostrar en diferentes poster. Cada uno debía tener un planeta y ubicarse de acuerdo aquel niño que tenía al Sol.

Hicimos anteriormente un repaso de lo aprendido en los últimos encuentros, lo cual fue no sólo productivo para refrescar nuestras memorias, sino que además pudieron de ese modo trasmitirles nuevos conocimientos a los nuevos amiguitos que se acercaron en la tarde del sábado.






Luego jugamos junto con la profe Natalia, a la búsqueda de planetas escondidos en todo el predio. Mediante diferentes pistas que nos leía la profe, debíamos adivinar de qué planeta se trataba y buscar las imágenes. De la misma manera, jugamos a la Rayuela planetaria, la cual además nos llevamos como sorpresa un doble aprendizaje: no solo conocer más del universo sino también aprender a jugar a la rayuela, juego que al parecer está quedando en el pasado, para las nuevas generaciones.







Ansiosos, después esperaban continuar con la actividad de la profe Niki, mediante técnicas de cartapesta con papel de diario, cinta de embalar, y pegamento, continuaron dando forma a los inmensos planetas que vienen naciendo desde el sábado pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario